Tuonela, El País de la Muerte…

Un capricho del destino había llevado hasta allá al cisne, que conocía muy bien aquel lugar,  aquella oscuridad y el frío de la Muerte, así como el poder de ésta, cuando sus  mezquinas garras señalaban  a alguien.

La Sirena también había sabido de ella. Un doloroso escalofrío había recorrido su cuerpo cuando recibió el mensaje inmisericorde de la Muerte. “No, todavía no…”

Vertió su dolor en un triste canto que a través del río de Tuonela  llegó a oídos del Cisne. Aquel canto le produjo una emoción ya olvidada en  su corazón endurecido, y  movido por la piedad y la curiosidad, decidió que podía ser un buen motivo para salir  al Mundo de los Vivos.

Primero nadó río abajo y después voló hasta el lugar donde estaba la Sirena.

La encontró recostada en una roca, en una actitud que no era triste como el esperaba, sino jugando con la aurora boreal que decoraba el cielo. La Sirena conseguía cambiar aquellas formas y colores con el movimiento de sus
manos. El Cisne no fue capaz de interrumpir el formidable espectáculo.

De repente, la Sirena advirtió asustada la presencia del Cisne y abandonó el juego:
—¿Qué haces aquí? ¿Te ha mandado alguien a buscarme?
—No, tranquilízate, ha sido tu canto quien me ha traído. Si pudiera hacer algo por ti…
—¿Lo harías?

En ese momento, la Sirena sacó de la nada una imagen y dijo, señalándola:
—Mi deseo es pasar aquí lo que me quede de vida. Es un lugar maravilloso que he visto en sueños. Pero…no tiene mar.

El Cisne le prometió que haría cuanto pudiera por conseguir su deseo. Guardó en su memoria los detalles que le dio la Sirena y se puso en marcha. Sintió que debía lograrlo, costase lo que costase.

Salió del  país ahora volando, ahora nadando, día y noche sin parar, hasta que al final avistó la Plaza Munibe.

Había una persona sentada en un banco de la plaza, y se sorprendió cuando vio que un  Cisne se acercaba a ella y le entregaba  un mensaje. Pero se sorprendió aún más cuando lo leyó. Y aunque parezca increíble,  prometió al Cisne que haría cuanto estuviera a su alcance para ayudarle.

Congregó a los habitantes del lugar y les resumió el contenido del mensaje enviado por la sirena desde un rincón de Finlandia:

Si conseguían que la plaza se convirtiese en puerto de mar, ella podría pasar allí el resto de sus días, y a cambio desde el puerto podrían disfrutar viendo  la aurora boreal.

—Pero, bueno, esto no puede ser cierto. ¿Se ha vuelto loco?- comentaron algunos.
—¿Y por qué no? No os parece que sería impagable poder ver desde aquí la aurora boreal? – decían otros.
—¿Pero cómo vamos a traer el mar hasta aquí? Solo de pensarlo…

Como en todas partes, también aquí había pesimistas y soñadores. Pero,
qué hubiera sido de muchas grandes obras en la historia sin estos locos soñadores.

Afortunadamente y tras un largo debate, el proyecto quedó  aprobado y de inmediato se lo transmitieron al Cisne.

Al Cisne, el viaje de vuelta se le hizo mucho más liviano.  Ansiaba  darle la respuesta a su amiga.

La Sirena sin poder contener la emoción, se despidió de su Finlandia con un beso y sin perder mas tiempo, tomaron rumbo al sur.

Finalmente, al cabo del viaje, en el atardecer de la Plaza Munibe, sobre sus maravillados habitantes, resplandeció la aurora boreal.

Anuncios
Published in: on 16/03/2010 at 17:28  Comments (1)  
Tags: , , , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://nochesmagicas.wordpress.com/2010/03/16/tuonela-el-pais-de-la-muerte%e2%80%a6/trackback/

RSS feed for comments on this post.

One CommentDeja un comentario

  1. […] turno. Si te apetece, nos veremos en la plaza Munibe, aquí en Bergara, pues a las 22:30 llegará un cisne de Finlandia que, salvo imprevistos, nos traerá la aurora boreal. No te lo pierdas. […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: